fbpx

¿Puede una relación de pareja beneficiarse de tomarse un descanso para pensar si continuar o no?

A veces en terapia, las parejas me dicen hemos pensado "separarnos un tiempo" ante las dudas de si romper o no.

Muchas veces en terapia, las parejas me cuentan que han pensado que ante la situación de crisis que tienen y las dudas de si romper o no, lo mejor es que puedan separarse un tiempo para así pensar mejor si quieren o no continuar en la relación. Hacen este planteamiento esperando que ese tiempo distanciados les diga si continuar o no. Piensan que si se echan mucho de menos es que si deberían estar juntos y si pueden estar solos y todo se vuelve más relajado, mejor no continuar. 

Como profesional, yo no puedo decir que tenemos que hacer o no, o si es bueno tomarse un tiempo o no. Pero si suelo decir que estos no son indicadores claros que debamos utilizar para resolver nuestras dudas. Y que si se toman un tiempo sea con ciertas intenciones, comunicación clara y con objetivos, entre otras cosas.

Esto es así porque las separaciones durante un tiempo para pensar tienen dos caras. Por un lado,  puede ser realmente un tiempo para afrontar los problemas que está teniendo la relación si planificamos un trabajo para ello y, por otro lado, puede ser un tiempo donde podamos conseguir todo lo contrario.

Si decidimos separarnos un tiempo que sea con intenciones claras, comunicación y objetivos.

Tener una sensación de que nos estamos separando aún más o incluso lleguemos a valorar que como realmente la vida sigue aun estando separados e incluso la tensión es menor y nos sentimos más tranquilos como es natural, tendamos a pensar que la separación es la mejor opción. 

Cuando comenzamos a valorar la separación como una buena opción, ocurre que en vez de trabajar por la relación, pensemos durante este tiempo una estrategía para separarnos en vez de trabajar por la relación tal y como lo habíamos previsto al inicio. Es como buscar nuestra propia profecía autocumplida.

A veces en terapia, las parejas me dicen hemos pensado "separarnos un tiempo" ante las dudas de si romper o no.

6 consejos para una separación de prueba:

  1. Ser claros acerca de nuestra idea de este tiempo separados. 
  2. Establecer reglas básicas y límites. ¿Nos escribiremos? ¿nos veremos? 
  3. Acordar ir a terapia si el objetivo es trabajar en la relación. 
  4. Hablar con los niños sobre este tiempo separados. Explicarles que queréis trabajar en la pareja para que todo vaya bien. 
  5. Si el objetivo es trabajar en la pareja, no mantengas relaciones sexuales o de flirteo con otras personas. Con esto solo conseguiréis confundiros más y hacer que vuestra pareja se sienta engañada. 
  6. Aprovecha este tiempo para conocerte mejor, cuidarte y estar mejor contigo mism@.

Espero que este artículo te haya gustado y sobre todo te haya servido. No te olvides compartirlo con aquella persona que crees que podría interesarle. Me encantaría además que dejaras un comentario con tu opinión.

Otros artículos que quizás te interesen:

Fátima Gallardo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.