fbpx

LAS PRIMERAS VACACIONES DE MI HIJO ADOLESCENTE SIN MI. LO QUE SÍ DEBES HACER. 

Que tu hijo o hija adolescente pase estas vacaciones sin vuestra vigilancia, bien porque se quede en casa o bien porque se vaya de vacaciones con sus amigos, es algo por lo que todo padre o madre tiene que pasar pero aun sabiéndolo suele ser un momento de crisis. Se nos activan sentimientos de angustia o tristeza, entre otros, y esto es normal, pero claro ya va siendo mayor y nos toca soltar. Aun así me gustaría hablarte de ello y ayudarte a que puedas transitar esta etapa de la mejor manera posible.  que puedas transitar esta etapa de la mejor manera posible. 

Foto del artículo de 8 CONSEJOS PARA NO PASARLO MAL EN TUS PRIMERAS VACACIONES SIN MI HIJO ADOLESCENTE.  De Creando diálogos: terapia de pareja y divorcio sano. de Fátima Gallardo

Es normal que estés preocupado o preocupada si os vais de vacaciones y vuestro hijo o hija ya no os acompaña. Todos nos acordamos de Macaulay Culkin en su película «Solo en casa» o cualquier película americana donde los adolescentes acaban haciendo fiestas increíbles en casa en ausencia de sus padres. 

Nos vienen a la cabeza no solo miedos por que le puede ocurrir a la casa o que cosas hará nuestro hijo en nuestra ausencia, bien en casa o en el lugar donde se desplace con sus amigos. Pero, por otro lado, me gustaría poner sobre la mesa otra cosa que nos suele ocurrir como padres. Y es esa sensación que nos puede surgir de tristeza o angustia por ver a nuestros hijos un poco más adultos y un poco más lejos de nosotros. 

Consejos para no pasarlo mal en las primeras vacaciones sin mi hijo adolescente.

Suponiendo que durante toda su vida hemos estado educando y criando a nuestros hijos para que sean adultos y adultas integrados, sanos, independientes os propongo 8 consejos o ideas para afrontar este momento de la mejor manera posible: 

  1. Dejar claro las normas. Tanto si tu hijo o hija se queda en casa como si se marcha, es importante poner sobre la mesa cuales son las normas que debería de respetar y cuáles las consecuencias si no lo hace. Ya sabemos que algunas de estas normas se las saltarán, pero otras no, ya que se supone que llevamos toda su vida educando para este momento. 
  1. Dejar claro antes de separaros cómo vais a comunicaros. Si queréis llamada, un mensaje de WhatsApp o cómo os vais a comunicar y cada cuanto tiempo. Aunque piensa sobre todo en si son reales tus demandas. Quizás pienses que una llamada al día con cámara puede que tú lo veas como adecuado, pero puede que tu hijo o tu hija no. Se estratega, piensa que es mejor y cómo conseguirlo. Quizás es mejor saber por qué no saber nada y encima terminar todos enfadados.
  1. Piensa que todos, tanto a nivel individual como pareja necesitamos nuestro espacio personal y si solo estamos volados en nuestro rol familiar por que pensamos que necesita toda nuestra atención, dejamos de lado estas otras dos áreas. Pero no solemos caer que si se deteriora nuestro rol personal y nuestra pareja, todo lo que hagamos a nivel familiar será inutil. Por eso, es importante cuidar nuestra parte más personal y la de pareja.

Sentir ansiedad y otras emociones es habitual en estas situaciones.

  1. Piensa en todos los beneficios que tendrá vuestra marcha tanto a nivel individual como en la pareja, como decíamos antes. Aprovecha este tiempo para reconectar contigo mismo o contigo misma, tómate un tiempo para relajarte y hacer esas cosas que te gusta hacer y que seguramente hayas olvidado. Y por qué no, aprovecha también para mejorar tu relación de pareja, quizás os ayude a conectar hacer más planes juntos, salir y charlar.
  1. Ahora es el momento, piensalo, tus hijos van a poder poner en práctica todo aquello que les habéis enseñado durante tantos años. Y piensa que si durante tu tiempo de vacaciones sientes que hay algo que debes afianzar, cambiar o aclarar es el momento. Tómatelo como un periodo de prácticas para la vida real que le espera a tu hijo o hija. Muestrale orgullosa de todo lo que has conseguido.
  1. A la vuelta de vuestras separación seguro que vuestra relación puede mejorar. Podéis organizar una cena o algo más especial para contaros que tal este tiempo. Tu puedes contar tus anécdotas, de las que tu adolescente se avergonzará seguro y podrás escuchar las historias de tu hijo, compartir fotos y consejos. Es un momento ideal para conectar con nuestro hijo o hija adolescente que seguramente es tan difícil hacerlo durante el año. 
  1. Utiliza este tiempo para reflexionar sobre tí, sobre tu pareja, sobre tu familia, toma perspectiva y aprovecha para plantearte nuevos cambios, quizás quieras hacer las cosas de otra manera a la vuelta, busca maneras de conseguir estar mejor contigo misma, con tu pareja y con tus hijos. Todos sabemos que cuando conseguimos desconectar del día a día nos relajamos y conseguimos cierta perspectiva de nuestra vida. Aprovéchalo. 

Y un último consejo, que estoy segura que te va a encoger el estómago, habla con tu hijo o hija de sexo, habla de aspectos como el consentimiento, sobre su libertad para decidir si o no si se encuentra en una situación comprometida, que hacer si está incómodo o incómoda y sobre todo hablar de métodos anticonceptivos no solo para impedir el embarazo también las enfermedades. 

Hablar sobre ello con nuestros hijos e hijas es clave.

Foto del artículo de 8 CONSEJOS PARA NO PASARLO MAL EN TUS PRIMERAS VACACIONES SIN MI HIJO ADOLESCENTE.  De Creando diálogos: terapia de pareja y divorcio sano. de Fátima Gallardo

Espero que este artículo te haya ayudado. Me gustaría que si es así, me dejaras un comentario explicándome cuál es tu situación. 

Otros artículos que te van a gustar: 

Fátima Gallardo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.