Ejercicio para parejas «El Hilo rojo».

Me encanta hacer en mis sesiones, este ejercicio para parejas que he titulado «El hilo rojo». 

La idea me surgió gracias a una historia antigua japonesa que se llama igual, «El hilo rojo». 

Más abajo, te dejo la historia original para que puedas disfrutar de ella. 

Pero antes te cuento en que consiste el ejercicio.

La verdad, es que suelo hacerlo después de que la pareja haya realizado algunas sesiones de terapia conmigo. Y además, valoro que se encuentran en un punto determinado de la relación y de la terapia que nos va a permitir sacarle todo el jugo a la dinámica. 

El ejercicio, es el siguiente, cogemos uno de los meñiques de la mano de un miembro de la pareja, le atamos un hijo rojo en una punta, y en la otra punta ataremos un dedo meñique de una mano de su pareja. Y lo mismo haremos con los pies. Atamos un pie con hilo rojo en una punta y en la otra punta uno de los pies de su pareja. Y así estarán durante toda la sesión.

Ejercicio del Hilo Rojo para parejas.

Un ejercicio para parejas «El hilo Rojo». 

Al finalizar, la idea es poner en común todas las sensaciones que les ha producido tener el hilo atado y estar así conectados a su pareja. Siempre nos produce distintas emociones, y pensamientos que nos van a ayudar a mejorar nuestra relación. 

A mi, me encanta la gran similitud de esas sensaciones y emociones con las que tenemos en una relación de pareja.

Ejercicio para parejas "El hilo rojo"

¿Que te ha parecido el ejercicio? ¿te ha gustado?

Déjame tu comentario si quieres al final del post. 

Y si prefieres contactar conmigo, puedes hacerlo aquí. 

aquí os dejo la historia original y el cuento, de donde nació el ejercicio. Aunque quiero dejar claro que yo «no creo en el destino del que nos habla», simplemente me parece hermoso la forma de cuidar el amor y las relaciones

Esta leyenda surge cuando se descubre que la arteria ulnar conecta el corazón con el dedo meñique. Y al unir los meñiques de la pareja, con un hilo, es una manera de unir sus corazones. 

“Un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias. El hilo rojo se puede estirar, contraer o enredar, pero nunca romper”

Es sólo una historia, una leyenda…

Una de las leyendas sobre este hilo rojo cuenta que un anciano que vive en la luna, sale cada noche y busca entre las almas aquellas que están predestinadas a unirse en la tierra, y cuando las encuentra las ata con un hilo rojo para que no se pierdan.

«Hace mucho tiempo, un emperador se enteró de que en una de las provincias de su reino vivía una bruja muy poderosa que tenía la capacidad de poder ver el hilo rojo del destino y la mandó traer ante su presencia.

Cuando la bruja llegó, el emperador le ordenó que buscara el otro extremo del hilo que llevaba atado al meñique y lo llevara ante la que sería su esposa; la bruja accedió a esta petición y comenzó a seguir y seguir el hilo.

Esta búsqueda los llevo hasta un mercado en donde una pobre campesina con una bebé en los brazos ofrecía sus productos. Al llegar hasta donde estaba esta campesina, se detuvo frente a ella y la invitó a ponerse de pie e hizo que el joven emperador se acercara y le dijo: “Aquí termina tu hilo”, pero al escuchar esto, el emperador enfureció creyendo que era una burla de la bruja.

Empujó a la campesina que aún llevaba a su pequeña hija en los brazos y la hizo caer haciendo que la bebé se hiciera una gran herida en la frente. Luego ordenó a sus guardias que detuvieran a la bruja y le cortaran la cabeza.

Muchos años después, llegó el momento en que este emperador debía casarse y su corte le recomendó que lo mejor fuera que desposara a la hija de un general muy poderoso.

El emperador aceptó esta decisión y comenzaron todos los preparativos para esperar a quien sería después la elegida como esposa del gran emperador. Llegó el día de la boda, pero sobre todo había llegado el momento de ver por primera vez la cara de su esposa.

Ella entró al templo con un hermoso vestido y un velo que la cubría totalmente su rostro. Al levantarle el velo vio por primera vez que este hermoso rostro tenía una cicatriz muy peculiar en la frente. Era la cicatriz que él mismo había provocado al rechazar su propio destino años antes. Un destino que la bruja lo había puesto frente suyo y que decidió descreer.»

La enseñanza de esta leyenda, tiene que ver con la comprensión del destino y del amor. Quiere mostrarnos que el amor está destinado a encontrarnos. Pero ojo, esto es tan solo una leyenda, un cuento muy antiguo, ¡saca tú, tus propias conclusiones!. 

(Nota publicada en el suplemento «El finde del día 31/03/2016»)

Fátima Gallardo

2 Respuestas para “Ejercicio para parejas «El Hilo rojo».

  • Me ha encantado Fátima! Y creo que se puede aplicar en muchas otras situaciones fuera de la pareja y es una manera de re-conectar y vivir -nuevas- sensaciones.
    Muchísimas gracias por compartirlo! Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.