fbpx

Una pareja en crisis puede “Re-construirse” aún mejor que al principio. ¡Tienes que saberlo!

Desactivado

¿Eres capaz de imaginarte un jarrón que se haya roto y después de pegarlo queda aún más bonito que antes de romperse? Y si hablásemos de pareja ¿crees que una pareja que vive una crisis que parece romperse puede “arreglarse o construirse” aún mejor que al principio? Pues esto es real, esto existe, se llama Kintsugi. 

¿Kintsugi? ¿Qué es eso? Es un término japonés que se traduce como “carpintería de oro”.  Consiste en una técnica que consiste en reparar jarrones o objetos de cerámica que se han roto y se arreglan al unir los trozos con un barniz que proviene del árbol urushi con polvo de algún material precioso como oro, plata o platino. 

Es habitual que para este proceso es necesario realizar varias fases donde es característico que se necesita paciencia y tiempo, ya que el secado de esta resina puede tardar semanas e incluso meses. Y es después de este proceso cuando la pizza luce sus cicatrices como una belleza única. 

Foto para el artículo: - Reconstruir tu pareja con Kintsugi de Creando Diálogos: Terapia de pareja y divorcio sano de Fátima Gallardo

En este sentido, en las parejas que viven una crisis y sienten incluso que se han roto, pueden también conseguir entender con esta metáfora que pueden reparar su relación y verse incluso como una relación mejor, gracias al trabajo de recuperación que se realiza a través de la terapia de pareja. En sí mismo la terapia, sería como el proceso en sí, un proceso que necesita paciencia y tiempo. 

– Reconstruir tu pareja con Kintsugi.

En las parejas que sufren una crisis sienten como les duelen sus cicatrices emocionales y aunque la respuesta más rápida sería tapar o esconder estas heridas, la realidad nos muestra que una buena recomposición consiste en tener presente siempre esas grietas y poder ver en ellas la belleza de algo que hemos vivido. 

En este sentido lo primero que tendríamos que hacer es aceptar y reconocer la realidad de lo que nos está ocurriendo. Para poder permitirnos sentir el dolor y el miedo asociado a esa situación. Luego llega el momento de revisar esas piezas rotas, valorar su estado y comenzar a movernos en este sentido. 

Juntar las piezas, ajustarlas para irlas juntando o en este caso, ir reflexionando e integrando los cambios que estamos queriendo y produciendo. Y por último esperar a que la pieza se seque y que la pareja pueda continuar solos integrando esa nueva forma. 

Espero que este artículo te haya gustado y sobre todo te haya ayudado. No te olvides de compartirlo con aquella persona que sabes que puede ayudarle. 

Si quieres preguntarme cómo trabajo o te gustaría tener una sesión de consulta sin compromiso conmigo, escríbeme aquí. 

¿Quieres una lámina de regalo?

Foto para el artículo:- Reconstruir tu pareja con Kintsugi de Creando Diálogos: Terapia de pareja y divorcio sano de Fátima Gallardo
Fátima Gallardo

No se permiten comentarios.